El 1ero de Diciembre escribí un artículo en el cual mencionaba, entre otras cosas, que mi esposa había comenzado a hacer un curso para obtener la licencia de Agente Inmobiliario en Quebec (puedes leer el artículo aquí).

Ella hizo el curso en el Cégep de l’Outaouais (www.coll-outao.qc.ca/) en la sede de Hull en Gatineau (nos queda cerca de casa).

El curso comenzó alrededor del 15 de Septiembre y duró hasta el 28 de Noviembre (las clases eran de Lunes a Viernes de 8:30 am hasta +/- 3:30 pm), luego tuvo una semana de pausa y entonces el examen final el 10 de Diciembre (el examen de la ACAIQ ~ l’Association des Courtiers et Agents Immobiliers du Québec) por medio del cual obtendría la licencia.

La semana del 17 de Noviembre fue de mucho estrés en casa ya que era la semana de exámenes en el Cégep y de no pasar el curso en el Cégep no tendría derecho a presentar el examen en la ACAIQ)… todas las ilusiones y esperanzas se habrían perdido o por lo menos se habrían retrasado (además del estrés del dinero invertido, aunque ahora el curso en le Cégep está subvencionado por el gobierno – puedes ver los costos actuales más abajo, mi esposa tuvo que pagar alrededor de 1725,00 dólares por el curso).

Pero para el examen de la ACAIQ, que mencionaba en mi artículo de Diciembre, la situación era aún más estresante pues de no pasar ese examen, no obtendría la licencia de Agente Inmobiliario:

Para mi esposa no fue fácil, pues entre otras cosas:

– Ella tuvo que hacer un curso en un idioma que no es el materno (cuando llegamos a Canadá en 2004 mi esposa no hablaba absolutamente nada de Francés). Esto le generaba cierto nivel de estrés.

– Ella había estado esencialmente enfocada en cuidar a los niños y cargar con las responsabilidades de la casa, el colegio, etc… (había hecho algunos cursos) y en cuanto a experiencias de trabajo acá en Canadá podemos contar con la que mencionaba en un artículo Mi esposa y su primera experiencia de trabajo en Canadá

– Ella tuvo que mantener el mismo ritmo de trabajo en casa, como lo menciono arriba, ocupada con los niños, el colegio de los niños y todas las responsabilidades del día a día en casa. Yo ayudé, pero todo el mérito es de ella, pues había cosas que yo definitivamente no podía hacer por estar trabajando.

– Ella no había estudiado con este nivel de exigencia académica desde más o menos el año 2000, cuando se graduó en la Universidad.

En retrospectiva, hoy a comienzos de 2009 e independientemente del resultado, puede parecer “simple y sin mucho mérito”, pero yo me siento muy orgulloso de mi esposa y me gustaría que su experiencia ayude a inspirar a otras personas, sobre todo a todas aquellas mujeres que se han dedicado en forma amorosa y desinteresada a la familia, a los hijos, esposo, madre, padre, hogar, el perro, etc…. y que dejan a un lado su propia persona con el simple interés de hacer felices a otros…

Me gustaría que el logro de mi esposa sirva para mostrarte que es posible alcanzar una meta, si te comprometes a trabajar por ella, si pones tu corazón y empeño en lograrla. Mi esposa paso por momentos de duda y confusión en cuanto a “hacia donde ir” (momentos de duda por los cuales casi todos hemos pasado en algún momento u otro de nuestras vidas) pero una vez ella decidió hacia donde ir… lanzó su corazón en esa dirección y “todo lo demás la siguió”.

En el camino hacia tu meta quizá haya problemas, pero lo importante es mantener el entusiasmo, el optimismo y la constancia… la perseverancia te puede llevar a lugares donde nunca jamas has soñado…

tal como dijo Walt Disney:

“All our dreams can come true – if we have the courage to pursue them”

Ah… se me olvidaba, el resultado del esfuerzo? Canadá tiene un nuevo Agente Inmobiliario !!! Puedes ver los detalles aquí Regístro de Fabiola en la ACAIQ

Mucha suerte y mis mejores deseos

Tags: ,