Es importante saber que aún con esas temperaturas (incluso más bajas = más frío!) la vida y las actividades cotidianas continúan!

Cuando hace muchísimo frío, NO suspenden las clases, es decir desde que estoy viviendo en Canadá (ya casi 4 años) , nunca he escuchado que se han suspendido las clases porque hacía mucho frío. La semana pasada hubo un día en que se registró alrededor de -26 ºC (con el efecto del viento) y mis niños asistieron a clases normalmente.

Lo que si puede ocurrir, cuando hace muchísimo frío es que suspenden la salida de los niños al patio durante el tiempo de receso (entonces no salen a jugar al patio). Aún con las condiciones de la semana pasada, mis niños disfrutaron del invierno, en el patio del colegio, casi todos los días con excepción de uno, que explico a continuación.

Una causa, más frecuente que el frío, por la cual suspenden la salida al patio (no las clases) es cuando llueve. Esto imagino es, porque al caer el agua, se puede formar hielo y los niños podrían resbalar y caer haciéndose daño. La semana pasada hubo un día de lluvia en el cual mis niños no pudieron tener actividad en el patio del colegio.

Las veces que he visto la suspensión de clases ha sido por “tormentas de nieve”. Ocurre o por suspensión de los servicios de autobuses o cierre del colegio. He visto ocasiones en que el colegio permanece abierto, pero no hay servicio de autobuses, entonces los padres tienen la libertad de llevar a los niños al colegio, si pueden.

Las veces que he visto que se suspenden las clases por una “tormenta de nieve”, es porque han caído (o están cayendo) por lo menos alrededor de 25 centímetros de nieve y las labores de limpieza de la nieve, realizadas por la municipalidad, se dificultan o toman más tiempo de lo normal. En estos casos los canales de televisión, dedicados a emitir información sobre el tiempo, ya habrían hecho anuncios de la “tormenta de nieve” para que las personas tomen sus previsiones. En nuestro caso estamos pendientes también de escuchar la radio local donde se hace anuncios sobre los colegios y los servicios de autobuses.

En cuanto a ir al trabajo, no he escuchado noticias sobre la suspensión de actividades laborales por causa del frío (a excepción de una tormenta sumamente inusual que ocurrió en 1998 y que luego comentaré) . He visto que las personas usan sus carros y los servicios de transporte público normalmente (bueno imagino que tal como yo lo hago, todos tomamos precauciones extras para cubrirnos más del frío).

Ante situaciones de tormentas de nieve, las autoridades si emiten recomendaciones de tener mayor precaución al manejar e incluso de utilizar el servicio de transporte público preferiblemente. La sugerencia de usar el transporte público tiene sentido, porque de esa manera se facilita la limpieza de las calles y hay menos posibilidades de accidentes de tránsito y menos inconvenientes.

Otra cosa, no he visto la mala combinación de frío extremo con tormenta de nieve, no por lo menos en los casi cuatro años viviendo acá.

En resumen, si el frío es muy considerable, pero cómo yo lo veo, es una cuestión de actitud, de estar informado, de estar atento a las recomendaciones de los organismos competentes, de tomar las precauciones adecuadas y de acostumbrarse.

Saludos,

Héctor