Trabajo en CanadáSaber lo que quieres es muy importante. Puedes estar seguro(a) que sí, por supuesto que sí lo es.

Te puedo hablar con absoluta propiedad después de haberlo aprendido por la vía dura, a los “golpes” como dicen por allí. El tema es que estuve cerca de conseguir un trabajo en Canadá, muy cerca de venirme a vivir acá (con chamba y todo ~ relocation!!!) por allá a mediados del año 2000…

NO se concretó, pero aprendí de la experiencia… vaya que aprendí!!!. Todo comenzó con un “anuncio” de un viaje de entrenamiento que haría a Ottawa. Por supuesto no iba a perder la oportunidad y desde mi tierra natal empecé a coordinar entrevistas de empleo. Hubo una posición muy específica de la que me dije a mi mismo… “yo soy el tipo, de no ser yo, quién más?”, realmente me sentía muy preparado para la posición, tenía la experiencia y por sobre todo tenía las GANAS de venirme a Canadá, estaría dispuesto a trabajar duro, muy duro en esa posición si me contrataban.

Por supuesto, la idea sería que expresaría a mi entrevistador todo mi entusiasmo y ganas de trabajar en lo que fuese .

La entrevista tuvo lugar en Montreal, en Inglés (mi inglés era bueno? noooo), pero las ganas y el entusiasmo me movilizaban así que “cero nervios”, yo era el tipo!!!. Durante la entrevista me preguntaron muchas cosas técnicas y sobre mi experiencia… creo que lo manejé muy bien, sin embargo hubo una parte de la entrevista donde el entrevistador me hablaba de “las cosas no tan buenas de la posición” y cuál fue mi respuesta?…

Bueno, yo, apelando a nuestra característica de emprendedores, arriesgados, trabajadores, entusiastas, etc que poseemos los latinos (es muy común decir “yo hago lo que sea”),  le contesté… “yo no tengo problemas, yo me adapto, yo lo hago, etc, etc” yo quería demostrar mi entusiasmo y que “haría lo que fuese legalmente permitido con tal de conseguir un empleo en Canadá, yo era suficientemente flexible para “darle a lo que fuese”… y continué diciendo (creyendo que me lo ganaría para siempre) “además, no hay empleo perfecto” agregué.

Ahhhhhhhhhhhh, que embarrada… pude notar en la expresión de la persona que me entrevistaba como me ponía una “equis” roja en la cara… y decía “next candidate”… pocos minutos después la entrevista había terminado con un “I will let you know our final decision”.

Por supuesto la respuesta, días más tarde, fue un “thanks but we have selected other candidate”.

Luego de unas semanas, contacté al entrevistador y le pedí feedback, después de todo yo debía aprender de esta… (no estoy seguro sea buena práctica, pero yo lo hice, qué más podía perder)… esta fue la respuesta del entrevistador:

“I only have one piece of advice for you. During our interview, you did not seem to know what you wanted [hector comenta hoy: yo SI sabía lo que quería… lo que yo quería era VIVIR en CANADA]. When looking for a job, it is important to be well documented on your options and have a strong opinion about where you think you could add value to an organization. For example, in the my Group, I was looking for a person to be a consultant but during the interview you realized that wasn’t really what you were looking for [hector comenta hoy: recuerden que lo que yo quería era VIVIR en CANADA y estaría dispuesto a “disparar en cualquier dirección”… y eso fue un error] . It would have been better if you had already known exactly what you wanted and, more importantly, what you didn’t want [hector comenta hoy: oootra vez???, claro que yo si sabía lo que quería… era VIVIR en CANADA]. A good way to accomplish that is to have an idea of the kind of job that would suit you perfectly.

Remember, when doing an interview, you have to convince the interviewer that you’re the best to do that job. To do that, you must know a lot about the job, and even more about yourself.

Como puedes ver la actitud de “guerreros” que traemos de latino-América en este caso no me funcionó, sencillamente porque no me preparé bien y porque estaba más enfocado en VIVIR en CANADA que en prepararme para la entrevista y pensé que una actitud de “yeah I’m willing to do this and  that”… la típica actitud del “yo lo hago, quien dijo miedo??” o “yo hago lo que sea porque lo importante es irme a Canadá” no siempre funciona acá. Es muy importante estar claro  en que es lo que quieres y no “mendigar” (en el mejor sentido de la palabra).

Yo recomiendo (y no me cansaré de decírtelo) APRENDE EL IDIOMA, sea francés o inglés (mejor si ambos) pero dedícate a aprenderlo, eso te va a ayudar increíblemente. Luego establece tus propios límites (cuan alto vas a apuntar y cuan bajo estás dispuesto a bajar) y nunca, nunca, nunca (escuchas bien???) NUNCA te subestimes… y por sobre todo prepárate, aunque “prepararse aplica a todo”, no me quiero alejar mucho del tema central de este post relacionado con el trabajo en Canadá, no vayas a una entrevista sin prepárate, sí sé que es “latoso” eso de prepararte para un entrevista de trabajo, pero créeme te ayudará mucho.

Uff, perdona lo largo de esta nota, pero es que cada vez que me pongo a escribir sobre mi experiencia acá, me apasiono. En fin, si quieres leer otras experiencias, te sugiero te suscribas al blog.

Ahhh, se me olvidaba, después de esta experiencia que hice??? Me preparé!!! y una entrevista clave en inglés “por teléfono” con dos personas bombardeándome con preguntándome… me dió ese trabajo que tanto buscaba, todo gracias a una buena preparación, en fin… Stay with me, don’t go away (suscríbete al blog) que pronto te cuento cómo me preparé para mi entrevista de trabajo en Canadá.

Imagen cortesía de vectorportal.com

Tags: , ,